que enfermedades pueden transmitir las ratas

Qué enfermedades pueden transmitirnos las ratas

Qué enfermedades pueden transmitirnos las ratas

Los problemas de encontrarse con una plaga de ratas en una tienda, local de hostelería o espacio de trabajo son muchos: son animales muy agresivos e invasivos que causan destrozos y pueden generar graves problemas de salubridad e imagen para las empresas.

Sin embargo, lo más preocupante de una plaga de estas características son las enfermedades que transmiten las ratas. Son animales que están asociados a grandes crisis sanitarias de la historia como la peste negra, pero lo cierto es que las enfermedades de ratas son muchas más y pueden pasar al ser humano hasta crear graves problemas de salud.

Por eso es muy importante actuar frente a las ratas en cuanto se percibe su presencia: “Una exterminación rápida es, sobre todo, una apuesta por la salud de trabajadores y clientes”, explican desde Nocucas control de plagas, una de las empresas de exterminación de plagas de Barcelona referente en el sector.

Cómo podemos contraer enfermedades a través de las ratas

¿Pero se transmite la enfermedad de las ratas? ¿Las puede contraer cualquier persona? ¿Es necesario un contacto directo con los roedores o también se pueden coger con un contacto indirecto?

Es importante tener en cuenta todos estos interrogantes para actuar diligentemente ante la presencia de ratas y preservar en todo momento la salud de las personas que han podido estar en contacto con los roedores, aunque sea mínimamente.

De hecho, las ratas son consideradas como un problema para la salud pública precisamente por la cantidad de personas que anualmente precisan de asistencia médica por dolencias causadas por el contacto directo con los roedores.

Orina

La orina es una de las opciones más habituales para enfermar por presencia de ratas en el centro de trabajo. “Estos animales van orinando en muchos sitios cuando salen de sus nidos por la noche. Lo habitual es que una persona toque la superficie orinada y, sin quererlo, se lleve las manos a la boca”, cuentan los expertos de Nocucas control de plagas.

Esta es una de las formas más fáciles de ser infectados por alguna enfermedad de las ratas, pero también puede ser simplemente que la orina entre en contacto con una zona de la piel donde hay un pequeño rasguño o herida. Esto puede ser motivo de un contagio inmediato también.

Por ello, ante las dudas de la posible presencia de ratas en la zona, hay que extremar los cuidados de limpieza, para evitar así cualquier contagio indeseado.

Heces

Ocurre algo muy similar con las heces, aunque el contagio de enfermedades de ratas por el contacto directo con las heces es más complejo, puesto que se ven a simple vista. En ocasiones en las que pasa se debe a que se han retirado los excrementos de la superficie de una forma poco diligente.

Usar guantes, productos de limpieza potentes y extremar las medidas de seguridad sobre lo que se toca es lo que nos va a salvar de salir contagiados”, recomiendan desde Nocucas control de plagas.

Alimentos

Los alimentos son otra gran fuente de contagio de las enfermedades que transmiten las ratas. Estos roedores suelen salir de sus nidos por la noche para atacar las despensas y zonas donde se acumula comida.

Generalmente roen los alimentos y van dejando su rastro por distintos de ellos. Es muy habitual que una persona no se dé cuenta de este hecho y acabe comiéndose una fruta o un bollo mordido previamente por una rata. La infección puede comenzar a hacer efecto de inmediato.

Por eso, desde Nocucas control de plagas recomendamos siempre a los clientes extremar las precauciones en las cocinas y despensas tanto de los hogares como de los espacios de trabajo”, aclaran los responsables de la empresa catalana: “utilizar cajas de plástico o cristal para guardar cualquier alimento abierto es indispensable tanto para dejar de atraer a las ratas como para poder comer con seguridad”.

Contacto directo

El último gran caso en el que aparecen como resultado enfermedades de ratas es tras el contacto directo con los roedores. Un bocado o un arañazo de estos animales es, sin duda, un detonante de cualquier infección que porte el ejemplar.

Es cierto que los contactos directos con las ratas son poco habituales, pero también lo es que en los casos en los que se dan, estos animales suelen ser agresivos y defenderse, por lo que salir arañado o mordido de un encuentro así es bastante probable.

Enfermedades transmitidas por las ratas

¿Cuáles son las enfermedades de las ratas más transmitidas a humanos? Son muchas, pero las más habituales son las siguientes:

Leptospirosis

No especialmente grave en humanos, sus síntomas están relacionados con la fiebre, el dolor de cabeza o incluso la conjuntivitis. Solo un 10 % de los casos humanos suelen presentar patologías más graves como meningitis o hemorragia pulmonar, pero aun así conviene dar tratamiento a la infección cuanto antes.

Hantavirus

Difícil de detectar en humanos, el hantavirus suele ser de las enfermedades de ratas que se contagia por orina y heces. Da como resultado cuadros de fiebre, escalofríos, mareos o malestar intestinal. También se complica la respiración de las personas que lo sufren.

Es una enfermedad que hasta el momento no tiene cura y en la que más del 60 % de pacientes se complican hasta causar incluso la muerte.

Peste bubónica

Quizá la enfermedad transmitida por las ratas más famosa y popular. Aunque suene a algo del pasado, cada año se diagnostican hasta 5000 nuevos enfermos con esta dolencia. Puede llegar a causar la muerte extrema, aunque afortunadamente ya existen medicamentos específicos para paliar sus efectos.

Toxoplasmosis

Si se comen alimentos contaminados por ratas con esta dolencia, la toxoplasmosis puede llegar al ser humano. Causa dolor muscular, fiebre y visión borrosa, entre otros problemas y aunque tiene solución, suele ser grave en mujeres embarazadas y personas inmunodeprimidas.

Estas son algunas de las enfermedades que transmiten las ratas más habituales. El objetivo de conocerlas y saber cómo se transmiten es evitar en todo lo posible sufrirlas si en el centro de trabajo se da la presencia de una plaga de ratas.

 

Además de poner solución a la plaga cuanto antes con un equipo de exterminación, conocer las causas de los contagios que producen las ratas puede servir para aumentar las medidas de seguridad y prevenir cualquier contacto con alimentos, orina o heces contaminadas.