Chinches de la cama

Las chinches de la cama buscan estar lo más cerca de donde puedan alimentarse, y ese lugar puede ser en nuestra cama, ya que se alimentan de sangre de seres humanos o animales de sangre caliente. Estos insectos pueden provocarnos picaduras que producen hinchazón o bultos y crearnos una infección. Es evidente que nadie quiere tener una plaga de chinches de la cama en su hogar. Por este motivo, si le han picado o cree que tiene chinches en su casa, llámenos y controlaremos esta plaga lo antes posible.

plaga de chinches cama

Tamaño: entre 6 y 7 milímetros.
Color: marrón tirando a rojizo.
Hábitat: zonas húmedas.

Producen un olor característico y depositan heces en forma de bolitas rojas en las zonas donde habita.
Se alimentan únicamente de sangre del huésped, y se les ve por la noche.

Se esconden muy bien durante el día protegidos siempre entre telas o madera. Por ejemplo entre muebles, ropa, sábanas, colchones, etc.
La forma plana del cuerpo les permite protegerse en sus escondrijos durante días o semanas.

Se mueves muy rápido, pero no pueden volar ni saltar.
Se sabe que pueden aguantar sin comer hasta un año.

En buenas condiciones, el ciclo completo, de huevo a huevo, puede durar 4 o 5 semanas.
Las chinches de la cama pueden llegar a sobrevivir y mantenerse activos a temperaturas incluso por debajo de las 7 grados centígrados.

Si lo desea puede ponerse en contacto a través del siguiente formulario. Un especialista en el control de plagas le responderá lo antes posible.