Cómo acabar con la cucaracha alemana

Cómo acabar con la cucaracha alemana (blattella germánica)

La sensación de encontrarse con una cucaracha en cualquier tipo de empresa o local comercial es tremendamente negativa para un cliente. No importa que el negocio esté completamente limpio y cuidado: ante la presencia de una cucaracha alemana, la sensación que se llevará el usuario es que el empresario descuida sus dependencias y esto le generará una desconfianza absoluta en cualquier producto que se le pueda ofrecer.

Esto hace que sea de vital importancia controlar la presencia de este tipo de plagas. Precisamente por ello, los organismos públicos de sanidad y comercio obligan a las empresas a pasar controles rutinarios muy específicos. Pero aun así es posible que, por las propias características de estos insectos, una plaga de cucaracha germánica se instale en maquinaria, tendido eléctrico, falsos techos o almacenes de una empresa, con el grave perjuicio que eso supone para el futuro del negocio.

Es especialmente relevante que los propietarios y trabajadores de una empresa presten atención a la presencia de estas plagas para, en cuando se advierta solamente uno de estos animales, tomar medidas de limpieza y eliminar la plaga.

La blattella germánica

Conocida como cucaracha germánica o cucaracha alemana, la blattella germánica es un tipo de cucaracha que se ha establecido en los últimos años en España, liquidando los ejemplares de cucaracha negra autóctona de estas zonas de Europa.

Esto es debido a que se trata de un insecto mucho más resistente que la cucaracha negra, lo que hace que pueda sobrevivir en peores condiciones e incluso resulta bastante más difícil de eliminar.

¿Cómo identificarla?

La blattella germánica se diferencia claramente por su color marrón-ocre. Suelen llegar a medir más de uno y dos centímetro y tienen dos alas en su parte superior que llegan a alcanzar la misma longitud que su cuerpo, aunque no las utilizan para volar. Suele ser más habitual verlas en las horas nocturnas y resultan especialmente activas, pues se mueven y trepan con una gran facilidad.

Es habitual que las colonias se reproduzcan con la llegada del buen tiempo, por lo que los mayores problemas con estas plagas se registran a partir del mes de mayo y se producen durante todo el verano.

Obviamente, como todos los roedores e insectos que están considerados como una plaga, tienen una gran capacidad de reproducción. Cada hembra de cucaracha alemana puede llegar a general 380 nuevos individuos durante su ciclo de vida. Basta una única cucaracha para infectar toda un local o una nave industrial. Es el tipo de cucaracha con mayor nivel reproductivo.

Lugares más afectados en las empresas

Busca lugares cálidos y húmedos para establecer sus nidos, por lo que suelen utilizar cocinas, salas con maquinaria, instalaciones eléctricas y similares.

Esto hace que los locales comerciales de hostelería y las fábricas que tienen aparatos de acción mecánica sean especialmente atractivos para esta plaga: es habitual encontrarlas en la zona del motor de la nevera o en los microondas, en luces decorativas o incluso dentro de las tostadoras.

Una zona que buscan especialmente estos insectos son las máquinas del café, debido a que son unas máquinas que acumulan tanto calor como humedad. Por ello, en muchas zonas, esta plaga es conocida como cucaracha del café.

Problemas causados por la plaga

A diferencia de otro tipo de plagas, la presencia de cucarachas germánicas en un establecimiento puede llevar a que clientes y trabajadores sufran algún problema de salud.

Estos animales suelen arrasar con cualquier resto orgánico que encuentren en su radio de acción, con lo que pueden atacar cualquier alimento que haya en una despensa. Al estar en contacto con lo que luego se puede comer una persona, puede causar gastroenteritis y otro tipo de enfermedades de carácter estomacal y bacteriano como la salmonelosis o la hepatitis.

Más allá de esto y de las pérdidas materiales que se pueden producir, que es lo más importante, estar afectados por una plaga de cucaracha alemana es muy perjudicial para la imagen del negocio. Un cliente no quiere estar o consumir nada de una tienda o nave industrial que esté infectada por cucarachas.

“Hay numerosos casos en los que tener una plaga de cucarachas se ha cargado las posibilidades de futuro de un negocio”, explican técnicos en exterminación de plagas de Nocucas: “los clientes pierden toda la confianza en una empresa así y las pérdidas económicas se observan de inmediato”, añade.

Soluciones a la blattella germánica

Sin embargo, no hay que entrar en pánico ante estas situaciones. Hay opciones que hacen posible eliminar una plaga de cucaracha germánica en muy poco tiempo y de manera definitiva: “Por su propia naturaleza, estas cucarachas son especialmente resistentes y se esconden en sitios inimaginables”, indican desde Nocucas. “Lo mejor es iniciar acciones de identificación y exterminación de la plaga en cuanto se advierte un ejemplar en el local”, aconsejan los expertos.

Para ello, empresas como Nocucas llevan a cabo los procesos de eliminación de plagas con los mejores productos del mercado y las técnicas más modernas. El objetivo es eliminar la presencia de cucarachas alemanas sin que sus métodos de acción sean perjudiciales para trabajadores o clientes, de modo que mientras ellos trabajan en la industria o comercio puede seguir realizando sus actividades con normalidad.

Además, una parte de vital importancia dentro de las actuaciones de una empresa de exterminación de plagas está en el control integrado de plagas: identificar cómo han podido llegar al inmueble o nave industrial y de qué modo sellar todo punto de acceso al edificio para que no puedan volver a entrar. Los expertos realizan un estudio de la zona y aconsejan a sus clientes medidas correctoras, cambios estructurales y nuevos hábitos de limpieza y almacenamiento para convertir el espacio en un lugar hostil para estas plagas.

A esto hay que sumar una última precaución: llevar a cabo controles rutinarios de manera habitual y establecer trampas de monitoreo para controlar que una nueva colonia quiera establecerse de nuevo.

 

Con todos estos consejos, una empresa puede librarse perfectamente y de manera permanente de la presencia de cucarachas alemanas en sus dependencias, y librarse así de todos los problemas que la presencia de estos insectos lleva asociada.